• info@neuropsike.com
  • +57 (1) 462 26 20
  • 300 326 9527

!Erre con erre Cigarro!

| Sábado, 07 Marzo 2020 |
Written by 

!Erre con erre Cigarro!

¡¡NO pronuncio la erre!!

EL fonema ¨R es uno de los fonemas que más dolores de cabeza nos da e igualmente, uno de los que necesita aún más maduración de nuestros órganos fonoarticulatorios debido a su exigencia.

Es bastante frecuente que los niños tengan dificultad para producir el fonema "R". Esto suele ser transitorio en cuanto hagamos el entrenamiento adecuado de nuestra lengua, teniendo en cuenta que requiere de posición lingual y manejo del aire.

Recordemos que nosotros como padres, terapeutas, docentes y familiares somos su modelo lingüístico, por eso la importancia de hablarles correctamente y exigirles al momento de interactuar con amigos, familiares o vecinos.

La “r” es una consonante alveolar cuyo sonido se consigue haciendo vibrar la punta de la lengua contra el paladar. Por eso es tan importante que al iniciar el proceso de intervención de este fonema, el niño reconozca su boca para saber el punto y modo de articulación mediante estrategias de modelamiento y moldeamiento.

En muchas ocasiones nos preguntamos por qué exigirle al niño la producción de este fonema cuando en el entorno predominan frases como ¨se le escucha lindo”, “todavía tiene tiempo” y “en mi familia fue igual¨. Sin embargo esto no significa que no interfiera tanto en el aprestamiento de la lectura y la escritura como en el desenvolverse sin algún tipo de burla en los diferentes contextos propios para la edad.

Como podemos manejarlo en casa

No olvidemos la importancia de que siempre sea manejado de manera voluntaria y dinámica para que no acabe siendo un disgusto y termine causando un efecto contrario a lo que queremos lograr.

Se proponen ejercicios prácticos y básicos que no nos toman mucho tiempo y que podemos lograr mediante el juego. Tengamos en cuenta que el juego es la herramienta principal ya que estimula varias habilidades motoras, cognitivas, lingüísticas y sociales.

· Praxias (jugar con nuestros labios, lengua, mandíbula) la serpiente (sacar y meter la lengua), el parabrisas (limpiar los dientes de un lado al otro inferior y superior), el timbre (llevar la punta de la lengua detrás de dientes centrales empujándolos y haciendo el sonido del timbre), el sapito (salta la lengua de muelita a muelita), la escobita ( barremos el techo de la casita con la lenguaje en el paladar de atrás hacia adelante y viceversa), el caballito (chasquear la lengua cambiando el ritmo rápido lento, lento rápido), pececito ( estiramos nuestros labios y hacemos como un pez), dinosaurio ( movemos nuestra boca abriendo y cerrando rápido- lento y viceversa)

· Practicar el sonido "R". Para iniciar la producción de la ¨R¨, es importante conocer el punto donde la lengua debe estar para realizar el sonido adecuado. Por lo tanto, se indicar este lugar poniendo una fruna y así podemos indicarle donde queremos que ponga su lengua (punta de lengua detrás de los dientes centrales superiores pegadita a las arruguitas que tiene nuestro paladar).

· Imitar el sonido de una moto, trabalenguas, palabras y frases que contengan la letra “r” repetidas veces, exagerar las erres (por ejemplo: “ferrrrocarrril”). Se su modelo para que vea cómo colocas la lengua cuando lo pronuncias así el tratara de imitarte poco a poco hasta lograr producirla solo.

Es importante tener presente que si al cumplir los 5 años notamos la ausencia de este fonema, necesitamos acudir a un fonoaudiólogo para que nos brinde herramientas que favorezcan su producción e integración a nuestro lenguaje.

Andrea Ospina Fonoaudióloga Neuropsike.

 

Más Populares